Pescadores de hombres. San Ambrosio de Milán

Este es el reto que tenemos delante: dejar de montar estructuras humanas o cambiar de nombre las estructuras que ya tenemos creadas. No necesitamos una Iglesia ONG, ni una Iglesia organizadora de festejos y shows, ni una Iglesia llena de conferenciantes. Nada de esto tiene sentido porque lo que Dios quiere de nosotros es santidad. La santidad es la respuesta a todo lo que nos podamos preguntar. ¿A qué esperamos? Empecemos rezando para pedir fuerzas para emprender el camino.

from Últimas Noticias – religionenlibertad.com http://ift.tt/2bIfuTG
via IFTTT

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s